Un proyecto de LABoral, coordinado por José Manuel Costa en colaboración con Juanjo Palacios. En el marco del proyecto Aprendiendo de las Cuencas, comisariado por Nacho Ruiz Allén y Sara López Arraiza, de Zon-e Arquitectos y coproducido por LABoral Centro de Arte y Creación Industrial y Sabadell-Herrero.

El año pasado LABoral puso en marcha un proyecto llamado El arte y su sonido que trataba de realizar un retrato sonoro de LABoral, un centro de arte, en un momento único, cuando sus salas se veían acústicamente activadas por una exposición de arte sonoro: Visualizar el sonido, comisariada por Fiumfoto.

La opinión generalizada parece ser que El arte y su sonido resultó una experiencia positiva, tanto por los mecanismos puestos en marcha cómo por  el compromiso de los participantes. Y, por supuesto, gracias a las obras definitivas editadas en CD-Rom y a una convocatoria de remixes en la que participaron algo menos de 20 artistas . Todo el proceso está ampliamente documentado en el blog del proyecto. 

Este año LABoral pone en marcha un proyecto expositivo, muy ligado a Asturias, pero de validez en otras zonas e incluso otros países. Este proyecto, elaborado por los arquitectos Nacho Ruiz Allén y Sara López Arraiza (Zon-e)  se llama Aprendiendo de las cuencas, un nombre de lo más explícito. Por descontado, se trata de un tema perfecto para darle continuidad a “… y su sonido” que, en esta ocasión se llamará, sin mayores complicaciones, La mina y su sonido.

La mina y su sonido tendrá algunos rasgos diferenciales respecto a El arte y su sonido. La mina es el centro de un imaginario que opera dentro y fuera como fuente de identidad asturiana. La mina, las Cuencas, constituyen un complejo de ideas, actitudes y construcciones, físicas y sociales propias del capitalismo industrial, a su vez en vía de extinción.

Por otro ladoLa mina y su sonido se plantea en un doble sentido: cómo composiciones y cómo instalación en el marco de Aprendiendo de las cuencas.  Este último aspecto amplía forzosamente el ámbito de colaboración: carecería de sentido que exposición y proyecto fueran cada uno por su lado. De hecho, esa colaboración se ha producido desde el comienzo y La mina y su sonido se entiende en lo expositivo como complemento aural de Aprendiendo de las cuencas.

La mina y su sonido se compondrá de cuatro piezas, realizadas con grabaciones del entorno (o las interioridades) de cuatro pozos destacados y que vienen a representar  los ambientes natural, rural, urbano y plenamente Industrial donde se implantaron las minas.

Los cuatro artistas que intervendrán en La Mina y su sonido, son:

Edu Comelles: Pozo Sotón, El Entrego
Oscar de Ávila: Pozu Espinos, Turón
Mind Revolution: Pozo Candín, La Felguera
Daniel Romero: Pozo San Fernando, Orillés

Puedes seguir el desarrollo de este proyecto a través del Blog: