Hacía tiempo que teníamos ganas de dedicar una sesión de trabajo de campo a reflexionar sobre la música ambiente en espacios públicos. Para analizar esta práctica tan extendida, se necesitaría mucho tiempo y dedicación, así que nosotros no hemos hecho más que empezar. Son muchos los espacios públicos donde hay música ambiental, pero en esta ocasión nos hemos centrado en la de las tiendas y comercios. Decidimos empezar acercándonos a los propietarios y trabajadores de estas tiendas para hacerles una serie de preguntas y ver su punto de vista. Algunas de las preguntas fueron:

¿Quién decide la ambientación musical del local?
¿Que estilos de música se ponen?
¿Con que criterio se selecciona la música?
¿El estilo y volumen de la música es diferente dependiendo del momento del día? 
¿El volumen te parece el adecuado?
¿Te parece la ambientación apropiada para este negocio?
¿Afecta el ambiente musical a la realización de tu trabajo?
¿Te gustaría que no hubiera ambientación musical?
¿Crees que condiciona al cliente a la hora de comprar?
¿Los clientes te comentan algo sobre ella?


Queremos dejar claro, que al margen de nuestros gustos y apetencias personales, lo que pretendemos con este estudio, no es hacer una crítica sobre lo adecuada o no que es la música ambiente, dependiendo del comercio, sino que pretendemos analizar de una manera neutra el porque de estas ambientaciones musicales y de que manera repercuten en los trabajadores y clientes.

La primera tienda en la que entramos fue una franquicia muy conocida de un gran grupo empresarial. Hablamos con la encargada, que nos dijo que ella no podía comentar nada sobre estos temas, que tenía que avisar a sus superiores y que el sábado no era posible. Intentamos que nos dijera algo a nivel personal, pero no sabemos si por miedo o por mandato, nos dijo que no. También le pedimos si podíamos preguntar a los trabajadores y clientes, y la respuesta volvió a ser “no, no esta permitido”.

Tenemos que decir que la encargada fue muy amable con nosotros en todo momento y además mostró mucho interés.

Reseñar que la música ambiente en esta tienda era muy rítmica, bailable y tenía un volumen considerable. Eran las 10:30 de la mañana.

La siguiente tienda que visitamos era de las mismas características que la anterior, y la respuestas fueron similares, por lo que decidimos que para poder tener respuestas a nuestras preguntas en este tipo de comercios, necesitaríamos ponernos en contacto con los departamentos oportunos, lo que conllevará un trabajo de mediación, que esperamos realizar próximamente.

Como ya vimos el tipo de protocolo que llevan las grandes franquicias, decidimos déjarlas a un lado, hasta hacer las mediaciones oportunas

Así que pasamos al siguiente bloque de tiendas, es decir, medianas o pequeñas tiendas donde suelen estar los propietarios.

Visitamos varios comercios de este tipo y la relación con ellos fue muy diferente. En todos nos recibieron con mucho interés y nos respondieron a todo lo que quisimos preguntarles.

En la mayoría de estas tiendas es el propietario quien decide la música que se pone, buscando estilos que se adapten a sus clientes, esto dicho así, parece complicado, pues hay tantos gustos como clientes. pero en principio su idea es crear un ambiente agradable. En todos estos comercios tenían control sobre el volumen. Todos los trabajadores nos dijeron que tener música ambiente les hacía más agradable su trabajo y que los clientes no les hacían ningún comentario negativo respeto a ella, es más, que varios preguntaban con interés por la música. Otra cuestión reseñable, es que en alguna de estas tiendas, existe la posibilidad de comprar el CD que esta sonando.

Cuando preguntamos, ¿Te gustaría que no hubiera ambientación musical?. En todas las tiendas que visitamos nos dijeron que no. Ellos valoran la música como un catalizador que mejora el ambiente sonoro, creando un espacio menos intimidatorio. De hecho varios nos dijeron que cuando por algún motivo no se puede poner música, se sienten raros e incluso desconcertados.

Solo uno de los comercios que visitábamos no tenia música ambiente. Al hablar con uno de los propietarios, nos comento que ellos habían tenido música, pero que un día de una manera natural y debido al caos sonoro que se creaba cuando había muchos clientes, decidieron quitarla y los resultados fueron muy satisfactorios.

También nos pareció interesante ir a un supermercado. Hablamos con la encargada de un supermercado céntrico perteneciente a una cadena de supermercados asturiana, que nos recibió muy amablemente y contesto a todas nuestras preguntas. Nos dijo que la música viene impuesta desde la central, pero que si tienen acceso al volumen, aunque no lo cambian nunca. También nos comento que tener música ambiente les hacía más agradable su trabajo, pero que los clientes no les hacían ningún comentario respeto a ella. Resulto curioso ver que cuando le preguntamos si le gustaría que no hubiera música, la respuesta fue exactamente igual a la que nos habían dado en las pequeñas y medianas tiendas

Hay que tener en cuenta que en este primer acercamiento, solo hemos preguntado a los propietarios y trabajadores de tiendas y comercios, nos quedaría preguntar a sus clientes, pero esto lo haremos en otra sesión. Estas son las preguntas que haremos a los clientes:

¿Te resulta agradable la ambientación musical?
¿El volumen te parece el adecuado?
¿Te parece apropiada para este negocio?
¿Crees que sería más adecuado otro estilo de música? 
¿Te condiciona la música a la hora de comprar?
¿Te gustaría que no hubiera música?

Conclusiones:

Cuando se trata de franquicias pertenecientes a un gran grupo empresarial, resulta imposible sacar información de sus encargados y trabajadores. En estas tiendas las ambientaciones musicales tienen mucha presencia y el volumen por lo general esta alto. En próximas sesiones esperamos tener la posibilidad de concertar una cita con algún responsable, que pueda contestar a nuestras preguntas  

En cambio en las pequeñas tiendas, están encantados de contestarte a cualquier pregunta. Por lo que pudimos ver, tienen muy claro que es necesaria una ambientadión musical, son ellos los que deciden que música se pone, piensan que es la adecuada para su tipo de negocio y consideran que tener ambientación musical les hace el trabajo más agradable y ayuda a que los clientes estén más a gusto en la tienda. ¿Valorarán sus clientes tan positivamente estas ambientaciones musicales?

+ Información:
http://mapasonoru.com
http://www.laboralcentrodearte.org

-